Viaje a la gran Islandia IV

Físicamente, Islandia es el punto de encuentro de las placas tectónicas de norteamérica y eurasia y es, eje de distintas culturas que interactúan al unísono. En nuestros últimos días de viaje por el país, recalcamos las grandes riquezas que posee Islandia: su gente y su naturaleza.

En Islandia encontramos parques desérticos, rocas volcánicas, grandes llanuras, altas montañas cubiertas de nieve, glaciares, géisers, cascadas, buena planificación urbana y rural y más. Islandia nunca nos dejó de sorprender. Sin lugar a dudas, un lugar para visitar  y regresar a por más aventuras.

Laguna Azul en Islandia: una experiencia exuberante

La Laguna Azul en Islandia es uno de las mayores atracciones para los turistas que visitan el país y está localizado a unos 20 minutos del aeropuerto internacional de Keflavik. Esta laguna es un espacio natural de aguas geotérmicas de color azul turquesa que emergen de un gran campo de lava. El color azul turquesa del agua se debe al Silicio y a la presencia de algas microscópicas verdeazules.

La experiencia de la Laguna Azul es única; poder relajarte en unas aguas termales mientras la temperatura del exterior dice todo lo contrario.

*Las fotos quedan un poco borrosas por la cantidad de vapor del agua caliente.

Islandia en Blanco y Negro

22R
Paisaje islandés

 

35R
Herraduras
70R
Puente. Carretera #1 que circula a través de toda Islandia

 

72R
Camino a la Svartifoss

 

80R
Reykjavik nocturno

 

81R
Un poco de cuerdas en Keflavik

 

91R
Oxarárfoss en el Parque Thingvellir

 

92R
Islandia cubierto siempre de nieve y neblina

 

93R
Carretera entre el paisaje volcánico

 

94R
Hallgrímskirkja, Reykjavik
Festival 2
Danzas de Tailandia. Festival de culturas en Reykjavik.
Festival BN
Festival de las diferentes nacionalidades que habitan en Islandia.

 

Glaciar 1
Glaciar Jokulsárlón
Reykjavik 2
Reykjavik diurno

 

Rody BN
Rody

 

Skógafoss BN
Imponente Skógafoss
4R
Paseos a caballos. Una gran cantidad de equinos son criados para la industria del turismo.

Viaje a la gran Islandia III

Islandia no nos dejó de sorprender. La naturaleza en su estado prístino, nos permite estar en contacto con la vida misma. Viajamos al parque de Thingvellir, donde se puede apreciar claramente la separación entre las placas tectónicas de Norteamérica y de Eurasia. Un lugar imponente entre dos continentes.

Al sureste de la isla, nos encontramos con la cascada Svartifoss, un paisaje único, donde las columnas de roca basáltica juegan de protagonístas. La cascada forma parte del Parque Nacional Vatnajökull y se puede llegar facilmente por la carretera #1.